Más sobre el Centro de Expresión Artística Mafalda



Ubicación: 
Calle 57 # 38 -10,  Bogotá.


El Centro de Expresión Artística Mafalda ofrece sus servicios en una jornada regular a niños y niñas que han cumplido 16 meses y hasta 5 años al 1 de enero del año en curso.

Contamos con dos ciclos con sus respectivos niveles. Las niñas y los niños quedan inscritos en los niveles de acuerdo a la edad, pero existe la libertad de explorar otros grupos.

Los ciclos cuentan con licencia de funcionamiento de la Secretaría de Educación Nº 1399 de 1979 y licencia de Atención Integral a la Primera Infancia (AIPI) Nº 130093 de  2016. Éstas solo se otorgan a quienes cumplen con el 100% de los estándares de calidad establecidos por la política pública (ambientes educativos y protectores, salud y nutrición, proceso pedagógico y educativo, familia, comunidad y redes sociales, proceso administrativo y de gestión y talento humano).

·      Ciclo I: menores de 3 años, al 1 de enero del año en curso.
o   Párvulos I – 18 a 24 meses
o   Párvulos II – 24 a 30 meses

·    Ciclo II: mayores de 3 años al 1 de enero del año en curso
o   Prejardín I – 3 a 4 años
o   Prejardín II – 4 a 5 años
o   Jardín – 5 años


Calendario: 
El Centro tiene un calendario A.  Dependiendo de la disponibilidad de cupos las niñas y los niños es posible ingresar en cualquier otro momento del año.

 Inscripciones para el 2018:
·       Inicio de matrículas para ciclo I (menores de 3 años): noviembre 07 -2017

·     Inicio de matrículas para ciclo II (mayores de 3 años): diciembre 01 – 2017
Finalización de actividades: mediados de diciembre
*Durante este período pueden haber cupos disponibles    

          Jornadas:
        

  •   El Centro está en funcionamiento de lunes a viernes desde las 8:00 am. hasta las 5:00 pm
  •    Ofrecemos una jornada regular de 8:00 am. a 2:00 pm.  (incluye el almuerzo).
  • La hora de salida para los niños y niñas menores de 2 años es flexible.

  • Adicionalmente, brindamos una opción de talleres de arte en jornada adicional de 2:30 a 5:00 pm

Contacto: 
Tels. (57-1) 222 1077  – (57-1) 3151463 - (57-1) 221 8163 
Celular: (57) 3167433871    
Correo electrónico: centromafalda@gmail.com   
  •  Con gusto los atenderemos para brindarles la mayor información posible.  
  •  Será indispensable solicitar cita previa. 
Inscripciones para el año 2018: 
A partir del 20 de noviembre de 2017.


El Centro de Expresión Artística Mafalda , es una experiencia en educación inicial para niños y niñas entre los 15 meses y 5 años de edad, que presta sus servicios desde Febrero de 1975.  Nuestro proyecto pedagógico educativo, plantea que la experiencia que proporcionemos a los niños y a las niñas constituye una referente determinante para sus vidas presentes y futuras. Vemos en los procesos educativos y pedagógicos un camino vital en la construcción de una sociedad, sensible, equitativa, justa y democrática.

Guardamos la convicción que a toda práctica educativa subyace una concepción de infancia que marca las experiencias que allí se generan.  Concebimos a los niños y las niñas como la expresión más maravillosa de la persistencia de la vida.  Cada niño o niña es un Ser único y pleno, fuente de la vida y para la vida misma, que llega al mundo para ser amado y amar. Su Ser es valioso por si mismo y de manera incondicional y, nos corresponde hacérselo saber en cada acto.

Los derechos de los niños y las niñas son la respuesta más elemental a su existencia, que le deben ser garantizados sin excusa. Los niños y las niñas son concebidos y crecen en circunstancias culturales específicas que los anteceden y los afectan. Su contexto cultural constituye un derecho fundamental que incide en la conformación de sus identidad, sin que ello los haga simples receptores de la cultura, sino constructores activos.

Partiendo de la disposición natural al sentir, a conocer, interpretar, imaginar, crear, habitar y actuar sobre el mundo de manera activa e independiente, a reaccionar continuamente ante las circunstancias, les permite a los niños y niñas agenciar sus  propósitos y generar cambios a su alrededor, nos proponemos:

Proporcionar un ambiente saludable y seguro en el sentido más amplio de la palabra, para el crecimiento de los niños, las niñas.

Potenciar el crecimiento integral de su Ser plenamente, apoyados en su capacidad de comprensión para generar nuevos conocimientos y realizaciones desde la sensibilidad, la comprensión, la autenticidad, la creatividad y la acción transformadora. Por este camino se busca establecer un soporte emocional, social, cognitivo, corporal, estético y ético que nutra su crecimiento y que los acompañe durante toda la vida.

Proyectar el proyecto pedagógico a la comunidad educativa, a la sociedad y los procesos humanos para hacer de este mundo un lugar en que cada criatura encuentre respeto y desarrolle su naturaleza bondadosa.
                                                                                                 

Encaminarse en una educación para la Vida, significa asumir un compromiso que sobrepasa la mera transmisión de conocimientos, el desarrollo de destrezas y adecuación de comportamientos y didácticas de aprendizaje, como se ha entendido el quehacer pedagógico durante décadas. Significa entre otras cosas, aportar desde la escuela al desarrollo social, por medio de la formación de seres humanos respetuosos de si mismos y del otro, defensores de la diversidad y la equidad, conscientes del colectivo al que pertenecen, constructores de conocimiento, sensibles al cuidado del medio ambiente, conocedores de su historia como base para la formulación de su proyecto de vida.

Al construir un universo pedagógico centrado en una educación para la Vida, dimensionamos la educación como proyecto existencial. La expresión artística y el desarrollo integral de seres humanos dependen, en este caso de la posición adoptamos las y los educadores que rodeamos a los niños y a las niñas. De ahí la importancia de lograr una coherencia educativa entre las pautas de crianza que ellos y ellas reciben de sus padres y, en las prácticas pedagógicas que reciben de sus maestros. Es requisito sostener una búsqueda permanente parar hacer que aquello que como educadores, deseamos sea realidad en nuestros niños y niñas, sea también realidad en nosotros mismos (los adultos), en nuestro interior y en las realidades cotidianas que construimos. La educación como memoria personal, va más allá de los PPE, de los currículos o las didácticas; está en lo que transmitimos con nuestras emociones y con nuestros comportamientos. Lo que mejor enseñamos es lo que somos, mucho más allá de los que sabemos o hacemos con y para nuestros niños y niñas.

Así, consideramos que un centro de educación inicial debe ser un entorno abierto y flexible, donde puedan tener cabida todas las actividades que estimulen el crecimiento personal de los niños, las niñas, los y las docentes, los padres, permitiendo desarrollar las capacidades humanas, físicas, afectivas, intelectuales, culturales y sociales.








4 comentarios:

  1. Mi hijo de 21 años es ex- Mafalda, no tengo palabras para agradecer la labor de este hermoso proyecto que más allá de ser una institución educativa es una experiencia de vida que através de los años guia a los chicos y chicas en el descubrimiento de si mismos desde el campo del arte, el juego y la creatividad. Millones de gracias Mafalda.

    ResponderEliminar
  2. Fui parte del equipo pedagógico de Mafalda durante 6 maravillosos años en los que desaprendí procesos de enseñanza tradicionales y donde aprendí los que realmente potencian el crecimiento y desarrollo de los niños y las niñas. Ahora soy mamá Mafalduna y me siento feliz de poderle brindar esta experiencia de vida a mi hijo quien disfruta y construye conocimiento estando allí.
    Gracias Mafalda!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria Alejandra y yo te recordamos como la primera y mejor docente que ha tenido. mil abrazos

      Eliminar
  3. Mi hija de 6 años y mi hijo de 4, también formaron parte de este super proyecto educativo. solo tengo agradecimiento y sentimiento de nostalgia por esa maravillosa época. le debemos gran parte del éxito en su etapa escolar a esas bases que le dio Mafalda. No me cansare de agradecerles y recomendarlos.

    Maricel (tibupeces capichupi), Luz Elena, Maritza, Carolina (pintuvache brillante), yenny y a todo el resto del equipo mil gracias.

    ResponderEliminar