sábado, 7 de febrero de 2015

40 AÑOS

Cumplir 40 años de existencia…

             significa haber vivido múltiples y diversos momentos lo que permite recorrer la historia, que a la vez es fuente de ánimo y de energía para seguir gozando el presente y soñando el futuro.

Tal vez por el nombre (de la niña creada por Quino) o por que quienes mayormente han laborado en este proyecto o, por su carácter maternal, hablar de Mafalda generalmente resulta haciéndose en femenino.  Es así como me referiré a ella.

Ella ha crecido hasta los 40 años que hoy 9 de febrero cumple, gracias a cientos de seres presentes en su vida: su familia, las niñas y los niños y sus familias, los equipos educativos, las y los amigos y las instancias oficiales. También han influido en ella seres no tan visibles que habitan esta ciudad: quienes barren las calles o hacen que llegue el agua y la energía, los vecinos del barrio y claro, están las otras criaturas, las que baten la cola, las que maúllan en el tejado o quienes revolotean y cantan por las mañanas, junto con esos seres verdes que limpian el aire, dan sombra, embellecen y nos alimentan con sus frutos… todos han tenido que ver.

Ella vino al mundo en el momento que le correspondía, fruto de una esperanza. Llegó de la mano de quien se ofreció para abrir ese camino, otra niña: Amanda. Fue recibida con emoción y expectativa. Contó con la intuición, los cuidados amorosos y la escucha de una familia. Su infancia fue como debe ser la infancia: animada por la resolución de ser amada e irradiar vida, de buscar la alegría hasta en las raspaduras de rodilla y de darse en cuerpo y alma al mundo. Aprendió a afianzar sus pasos y desde entonces su andar ha sido firme. Nunca ha dejado de hablar su lenguaje natural: la risa, el juego, la imaginación y de vez en cuando el llanto. Creció en un ambiente políglota en medio de los lenguajes del alma, del cuerpo, de la música, de la literatura, de los títeres, del teatro, de las artes plásticas y de cuanto la imaginación le ha dado para expresarse y crear. 



noviembre 1975

Mafalda tuvo una adolescencia intensa: emprendió pequeñas-grandes batallas para forjar su autonomía e independencia. Creer que el juego y el arte se entretejían como alternativa de vida desde la infancia le significó escepticismo en quienes creían que solo era viable el modelo del momento: enfocarse en el éxito de tener más que otros, dejándose conducir por un camino predeterminado. Se formuló profundas preguntas acerca de su existencia y así fue consolidando su identidad. Se soñó sensible, segura y hermosa. Leyó ávidamente y desde su propia experiencia sostuvo diálogos incansables con quienes recorrían caminos cercanos; inspirándose o confrontándose con los valiosos hallazgos teóricos y conceptuales. Se asomó intrépidamente a los encantamientos de la vida. En ocasiones se dejó llevar por gustos superficiales y creyó ingenuamente que todo aquel que le sonriera o le cantara dulcemente la respetaría. A la postre, tuvo su dosis de escarmientos. Sin embargo, no se perdió a sí misma. Aprendió y creció.

exalumnos celebración 15 años 1980

Salir de la adolescencia le significó ir descubriendo el equilibrio entre cuerpo, mente, emoción y espíritu. Encontró en las pedagogías propias de pueblos amazónicos lo que realmente significa la pregunta como motora del conocimiento (de Paulo Freire) e inspirada en ello, elaboró una propuesta pedagógica para construir el conocimiento: la exploración asistida. Descubrió también que en su interior habita una fuente de crecimiento que sigue consultando y aprendiendo para acallar los ruidos de la mente y escuchar con inteligencia su corazón.

Su madurez se va consolidando cada vez que mantiene coherencia entre sus actos cotidianos más sencillos con el sentido de su existencia. Aspectos integradores del quehacer de cada año como la maestría que nos habita, la consciencia o la creatividad son fuentes para trascender en la emancipación del espíritu humano. En este proceso saber funcionar en un mundo real, le ha significado ser meticulosa, planificar, organizar sus recursos y seguir atentamente las normas, al punto de destacarse haciéndolo. Ha tenido la oportunidad de compartir su experiencia por medio de diálogos solidarios con diversidad de gentes que comparten el interés educativo.

La vida de esta nuestra Mafalda, ha transcurrido en un país fascinante y a la vez inverosímil, en una era frenética y también marcada por la frecuente pasividad pasmosa de sus gentes. Ella ha estado presente en los tiempos de las mariposas amarillas, del rock, de la nueva trova y hasta del stomp. Ha tenido de cerca las bombas y las atrocidades de esta guerra eterna. Debió aprender a utilizar el esténcil, la maquina de escribir, el betamax, los discos floppy, el portátil y la tableta y, aunque no twittea, poco a poco se asoma a la redes virtuales.

A sus 40 años, la posibilidad de un país en paz la conmueve y le pone de presente su propia visión y misión en la vida:


El proyecto educativo institucional del Centro de Expresión Artística Mafalda es y ha sido basado en la VIDA, en la certeza que nuestros niños y niñas son y serán seres humanos únicos los creadores de la sociedad. Y que el derecho de nuestros hijos e hijas a construir esa nueva  sociedad, equitativa y democrática, depende de la conciencia de sí mismo y del otro; que los derechos a la vida son compartidos y mutuos; construidos desde la infancia, en la experiencia  socializadora que marca nuestra identidad. Nuestro trabajo se apoya en la curiosidad exploradora y en el juego y en la capacidad de expresión artística de los niños y de las niñas, como camino de construcción del saber y de la acción creadora. (PEI 1999)




texto de la niñas y los niños para el festival 2014

Mafalda sigue dando un paso cada día y fortaleciéndose gracias a quienes han estado y hoy están en su vida.  

¡GRACIAS A TODOS USTEDES!

Maritza Díaz

Cofundadora y directora

16 comentarios:

  1. Gracias a Mafalda!! lugar y experiencia que me han acompanhado toda la vida y me han hecho muy feliz !!! felices 40

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS A TI QUE HAZ SIDO INSPIRACIÓN PARA LA VIDA DE MAFALDA!

      Eliminar
  2. Mafalda ha llegado a este hogar en el momento justo, gracias a Dios. Buscábamos un segundo hogar con muchos niños para que nuestro hijo se divirtiera y fuera tratado con amor y respeto y cada mañana compruebo que fue la decisión mas acertada pues con cuanta alegría en su carita, Gabriel se despide para irse a divertir y me doy cuenta de la organización y los innumerables cuidados y proyectos para los niños.
    Gracias a Dios por las personas que hacen y se dedican a proyectos como éste, para que padres, algunos como yo que trabaja en un mundo completamente diferente pueda compartir y aprender de los espacios que para nosotros ustedes planean.
    Siempre he dicho que la educación en casa es lo primordial y más importante pero MAFALDA es un gran apoyo y cuando uno entrega su amor, constancia y todo lo mejor en un proyecto, da como resultado esto ... 40 AÑOS de felicidad.
    MAFALDA Dios te bendiga.
    ANGELICA GUACHETA (mamá Gabriel Castañeda)

    ResponderEliminar
  3. Querida Maritza y amig@s de Mafalda, emocionada de poder compartir este momento especial y de leer esa pequeña reseña de lo que han sido estos 40 años, viendo en estas imágenes un pequeño reflejo de su historia y su evolución. Faltan palabras para agradecer a la vida el haber tenido la gran oportunidad de conocer y vivir la experiencia de educación amorosa y acertada que ustedes brindan, y que sin duda, acompañará a mi (cada vez menos) pequeña Matilda durante toda su vida. Un abrazo caluroso y muchas felicitaciones!!!! <3

    ResponderEliminar
  4. Querida Mafalda y queridas personas que te han compuesto durante estos 40 años: muchas gracias por acompañar en el crecimiento a nuestros hijos, por ser un espacio de tranquilidad y confianza para Gabriel (16 años) y Rafael (3 años), por aportarnos propuestas y preguntas para ser mejores padres. Un Abrazototote.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡Que los dioses te bendigan, querida Maritza, a ti y a tus compañeros en esta aventura maravillosa que hace 40 años iniciaste!!! ¡¡¡Y mil gracias y otros mil cariños por todo... y también por la luz que has arrojado sobre tantas vidas!!!

    ResponderEliminar
  6. A Maritza y todas las personas que estuvieron con Salomé gracias infinitas por todo el amor entregado a nuestra hija en esos momentos de su vida. Para nosotros fue una experiencia hermosa, llena de alegría, armonía y toda la tranquilidad de saber que lo más hermoso de nuestras vidas estaba en buenas manos. Les deseamos lo mejor en este año y todos los años que estén por venir, que muchos niños, niñas y familias tengan la valiosa oportunidad de crecer con ustedes. Los queremos mucho y los llevamos en el corazón. María Fernanda y Luis Fernando

    ResponderEliminar
  7. Maria Fernanda y Luis Fernando,
    Salomé y ustedes han dejado una huella profunda en nuestros corazones. Su paso por Mafalda nos permitió aprender a valorar cada instante de vida y a atesorar los recuerdos.

    ResponderEliminar
  8. Los saludos y felicitaciones que hemos recibido nos llenan de ánimo y vigor para seguir soñando. GRACIAS A TODOS POR HACER QUE MAFALDA ESTE Y TENGA PRESENTE!

    ResponderEliminar

  9. Aprendí con Mafalda que la revolución está en el gesto menor de confiar en el mundo, en las fuerzas germinativas que nos habitan, en el deseo intenso —el hambre— de crear y co-crear. Mafalda me vio tocar a sus puertas con todos los miedos de una mamá primeriza y me vio salir fortalecida en una maternidad que en adelante se abriría a los todos los desafíos, a todas las preguntas, con generosidad de corazón y apertura de mente. Prueba feaciente: ¡hoy soy mamá de cuatro! —mi pequeño gesto revolucionario. No tengo palabras, Mafalda querida, para agradecer las semillas que germinan y seguirán germinando aún en tiempos de oscuridad. Gracias infinitas. Por haber hecho inmensamente feliz a mi hijo, por haberlo cuidado, amado, escuchado, respetado (estimulado) en sus potencias, acompañado en sus dificultades. Por haberle enseñado la multiplicidad del mundo y la riqueza de sus diferencias. Aquí y Ahora Otros mundos son celebrados entre nosotros gracias a ti. No en otro tiempo. No en otro mundo. Mundos infinitos dentro de este mundo. Brindo por los desafíos que nos esperan.

    MI amor y gratitud siempre,

    Mayxué

    ResponderEliminar
  10. Maritza, un reconocimiento especial para tí y todas las personas y seres que han construido, participado y aprendido con Mafalda... gracias por esas palabras bellas, profundas, sencillas y precisas con las que nos cuentas y compartes sueños, realidades, experiencias y aprendizajes... Abrazo

    ResponderEliminar
  11. Maritza, Malfalda ha sido un aporte enorme de creación y construcción de un espacio vital, que a su vez a permitido crear y construir vida en medio de entornos enrarecidos en nuestro país. Muchas de las disertaciones actuales en torno de la paz se plantean múltiples preguntas y pocas son las respuestas que se encuentran. Estoy segura de que al volver la mirada a experiencias como ésta, que ha sido traída al mundo desde el corazón, se encontrarían muchas de las respuestas de cómo crear y construir PAZ. Es un aportar espacios profundamente amorosos y respetuosos del SER, que a su vez siguen multiplicando día a día todo el valor que aprendieron. Deben sentirse inmensamente orgullosos y orgullosas. Un abrazo con mucho cariño. Liliana

    ResponderEliminar
  12. Liliana,

    Tu le diste la posibilidad a Mafalda de incursionar por realidades duras y a la vez maravillosas. Los horizontes a los que nos permitiste acceder por medio de tu gestión en la OIT y la invitarnos a hacer realidad el tejido de desarrollo personal y pedagogía, ha sido un impulso maravilloso.
    Gracias! Maritza

    ResponderEliminar
  13. gracias, es maravilloso notar y volver a notar todo lo que quedó y forma parte de la vida de nuestra hija después de su paso por Mafalda. Que Dios los bendiga a todos y llene de amor sus corazones y cada momento de sus vidas

    ResponderEliminar
  14. gracias, es maravilloso notar y volver a notar todo lo que quedó y forma parte de la vida de nuestra hija después de su paso por Mafalda. Que Dios los bendiga a todos y llene de amor sus corazones y cada momento de sus vidas

    ResponderEliminar
  15. Y festejamos esos 40 anhos de trabajo, de risas, también tocados por las dificultades de la manera mas bonita!
    Gracias a todos..!!
    y gracias a Maritza... guía de éste bonito camino, dedicada a éste sendero!!!

    ResponderEliminar